viernes, 18 de agosto de 2017

Fiebre por la moda (y esto no es todo)

Las fotografías de esta entrada, muy espaciada con la anterior, lo sé, son las últimas que tomé en Londres antes de mudarme. Mi nueva residencia y ciudad favorita, Berlín, no tardará en hacer acto de presencia en este, mi blog, aunque lo tenga bastante descuidado desde que descubrí Instagram. Pero en fin, dejad que os enseñe mi última adquisición Fashion Fever y una de las pocas cosas de esta línea que todavía pueden comprarse a un precio asequible:

Imagen de Pinterest
SÍ, SHORTS A RAYAS. No podrían gustarme más.

Escogí a Nashwa para lucirlos en una mini sesión de fotos. Tan mini, que sólo hay dos:



Y ya. Espero que a partir de ahora las cosas se pongan más interesantes para mis chicas más allá de Instagram... No he olvidado el blog. Al menos, no del todo. Por si acaso, he pedido consejo a mi equipo de Social Media. Aquí las tenemos en plena conversación:


O al menos, espero que estén hablando de eso...


domingo, 30 de julio de 2017

Crónicas de una costurera en ciernes

Como siempre, ponerme a coser me ha costado un mundo, aunque al final haya quedado contenta con el resultado. Más o menos.


Esta vez he hecho un top con tirantes cruzados. Aunque es manifiestamente mejorable (lamentablemente no practico lo bastante como para mejorar), a las chicas les ha entusiasmado. En concreto, Savannah, Synnöve y Miyu se han acercado a echarle un vistazo, y las tres se han ofrecido a lucirlo para enseñaros cómo queda puesto.


La primera en ponérselo ha sido Synnöve.


Lo ha combinado de una forma muy sencilla: vaqueros y zapatos verdes. Es gracioso: compré esos zapatos en un set de calzado para Teen Skipper antes de que Synnöve adquiriese su cuerpo actual, y me parecían terriblemente pasados de moda. Ahora o bien les he empezado a ver cierto encanto, o es que el regreso de los 90 ha afectado mi juicio. Podría ser un poco de ambos.


La segunda en probarse el nuevo top ha sido Miyu.


Ella le ha dado un toque efectivamente veraniego con los shorts y las sandalias.


La tercera en ponérselo ha sido Savannah.


Su conjunto resulta el más sencillo y quizá efectivo: vaqueros, zapatos negros... el bolso blanco da un toque que se adapta a la perfección al estilo del top.


Por motivos personales, no creo que cosa durante una temporada, pero tendré a bien recordarme lo bien que ha quedado este top para animarme a volver en cuanto tenga ocasión.

martes, 25 de julio de 2017

Una tarde en Hyde Park

Siempre que veo vuestras fotografías en lugares públicos, ya sea en Instagram, Flickr o vuestros blogs, me muero de envidia, porque quedan preciosas y muy naturales. A mí me cuesta una barbaridad sacar a mis muñecas de casa, porque (momento lacrimógeno con música de violín de fondo) cuando estaba frisando la adolescencia seguía gustándome jugar con Barbies y buena parte del acoso escolar que sufrí a esa edad se debía a esa afición, que se convirtió en una especie de sucio secreto a voces. Convertirme en coleccionista ahora que soy adulta no ha conseguido librarme de ese complejo, lamentablemente, así que todavía sufro cuando quiero tomar unas fotos de mis chicas en algún lugar público. He acabado haciéndolo muy pocas veces. La primera quedó documentada con Shannon como protagonista. Hoy he decidido lanzarme a la piscina y volver a sacar a una muñeca a la calle. Se ha tratado de Neha, y el escenario ha sido Hyde Park, en Londres, porque ya que me voy a mudar, puedo obligarme a sentirme un poco más libre, menos juzgada.


Hyde Park es mi parque preferido de Londres, y definitivamente uno de mis lugares predilectos en la ciudad, aunque por algún motivo lo he visitado poco durante los años que he vivido aquí. Ésa es la diferencia entre ser una turista y vivir en una ciudad. Cuando vives en Londres, con los alquileres imposiblemente caros, la comida terrible y la hostilidad de la gente, resulta fácil olvidar que hay lugares francamente bonitos. 


Me siento un poco más reconciliada con Londres gracias a un día soleado después de varios días de nubes grises y lluvia incesante, ya que he conseguido tomar estas fotos tan bonitas de Neha.


Eso sí, he ido buscando lugares para poder fotografiar a Neha lejos de ojos curiosos (o críticones, o sarcásticos... ya os imagináis) y ha resultado francamente complicado, porque Hyde Park no deja de ser una atracción turística muy popular.


[Spam de una fotografía de la estatua Energía Física, de George Frederic Watts, en Kensington Gardens]


Y ésta es la última foto que he logrado hacer antes de avergonzarme tanto de que tres personas me vieran que he bajado el móvil y me he ido a casa... ¡Ojalá la próxima sesión sea más fácil!